Tos de la perrera

El curioso nombre de la enfermedad llamada tos de las perreras proviene del hecho de que los centros de adopción de animales, donde se concentran un gran número de canes, es el caldo de cultivo ideal para contraer esta tos. Esta dolencia se puede equiparar en personas a un catarro o una gripe, aunque no es del todo igual.

No obstante, “aunque la tos de la perrera no reviste gravedad, sí es contagiosa”, explica el veterinario José Luis Torres, de la Sociedad Protectora de Plantas y Animales de Madrid. Por ello conviene detectarla a tiempo y tratarla como precisa.

La tos seca e intensa es el principal síntoma de esta enfermedad canina. La expectoración que experimenta el perro es tan intensa que puede expulsar espuma blanca por la boca y vomitar de manera esporádica. Sin embargo, los vómitos del can no son un síntoma propio de la tos de las perreras. Ana Cameno, veterinaria, explica al respecto:

“Lo que ocurre es que la tos intensa provoca que el animal vomite, pero no significa que el perro tenga también problemas en el estómago.”

La tos de las perreras puede presentarse con síntomas leves; sin fiebre o con tos moderada. En estos casos, la enfermedad remite sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, en otras ocasiones el perro tiene fiebre y cúmulo de flemas color verdoso, además de una persistente tos seca. Frente a este cuadro clínico, el veterinario tiene que aplicar un tratamiento que ayude a que los síntomas remitan.

Mi perro padece la tos de las perreras, ¿qué hago?

Los antibióticos y jarabes contra la tos suelen ser los medicamentos recetados por los veterinarios para tratar la tos de las perreras. El tratamiento de esta enfermedad es de carácter sintomático. Es decir, cada perro que padece esta patología presenta unas señales distintas y, por lo tanto, precisa una medicación diferente.

Una vez que comienza el tratamiento del perro que padece la tos de las perreras lo habitual es que los síntomas remitan en una semana. Hay perros que precisan, además, antibióticos, antiinflamatorios o contra la tos. En cualquier caso, si el perro enfermo convive con otros canes, hay que procurar aislarle del resto, porque se trata de una enfermedad contagiosa. La tos de las perreras se transmite a través de las bacterias que el perro expulsa por la boca al toser.

Prevenir la tos de las perreras: vacunar

Los perros pueden evitar la tos de la perrera con vacunas anuales, en especial si van a quedarse en residencias caninas

La vacuna contra el virus de la tos de las perreras es la forma más efectiva de combatir esta enfermedad. Lo habitual es que esta vacuna se aplique al perro con seis meses de edad y se le revacune cada año.

“La revacunación anual es importante, sobre todo, en el caso de perros que padezcan cardiopatías, afecciones pulmonares de carácter respiratorio o que tengan que pasar una temporada en lugares como las residencias de animales, donde están en contacto con muchos perros”, explica Inmanol Sagarzazu, veterinario.

La época en que la tos de las perreras afecta más a los canes es en otoño e invierno. El frío puede frenar la actividad de las defensas del perro y es entonces cuando el virus que provoca la tos de las perreras ataca el organismo del can. En las épocas en las que se presenta un brote de esta enfermedad, se pueden atender en una clínica veterinaria entre dos y tres casos diarios, explica Sagarzazu.

“Hay dueños que no vacunan a sus perros contra esta patología y, por ello, tenemos épocas del año con bastante incidencia de la tos de las perreras”, comenta. Pero, aparte de esos momentos puntuales, no es una enfermedad que se atienda de manera habitual en las clínicas.

Los albergues de animales, donde viven juntos gran cantidad de perros, los casos de tos de las perreras se multiplican cuando hay un brote de la enfermedad. Según Torres, es “posible detectar alrededor de 30 casos de la enfermedad cuando hay un brote” en estos centros.

Y es que, cuando conviven muchos perros juntos, como es el caso de un albergue de animales o una residencia canina, esta enfermedad puede expandirse con más facilidad. “Ya que, aunque no reviste gravedad, sí es contagiosa”, añade el veterinario.

Cuidados del can enfermo por la tos de las perreras

Determinadas pautas por parte de los dueños del perro que padece tos de las perreras ayudan a que el can se recupere de la enfermedad.

  • Evitar fumar en casa ayuda a que el perro no tenga la garganta irritada y le provoque más tos.
  • Respirar vapor con esencia de eucalipto o menta también alivia las molestias provocadas por la tos en el can. La manera de hacerlo es colocar una cazuela con agua muy caliente con esencias de estas hierbas. El vapor que emana de la cazuela en el lugar donde el perro suele dormir ayudará a calmar su tos.
  • El ejercicio físico no es recomendable para un perro que sufre tos de las perreras. “El aire que atraviesa rápido la garganta a causa de la respiración acelerada, consecuencia del ejercicio físico, irritará las vías respiratorias y provocará más tos en el perro”, explica Sagarzazu.
  • El collar en el cuello del perro a la hora del paseo también puede provocar irritación en la garganta del perro. Un truco para aliviar las molestias que puede causar es sustituirlo por un arnés o por un pañuelo sujeto al cuello, donde poder enganchar la correa del can.
  • El perro se puede bañar mientras está convaleciente de la tos de las perreras, pero es fundamental secarlo muy bien. En caso de que se moje con la lluvia también se debe eliminar muy bien la humedad del pelaje del can.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cómo educar a tu cachorro

Su cachorro es un miembro más de su familia. Sin embargo, NO es un ser humano. Aprender a conocerlo es la mejor manera de respetarlo y de lograr una convivencia en armonía. dog-training

  • La comunicación no verbal, a través de gestos, actitudes y miradas es mucho más importante que la comunicación verbal. A su cachorro le importa mucho más lo que Ud. hace que lo que Ud. dice.
  • Su cachorro necesita un líder. El líder debe ser Ud.. Caso contrario es probable que él se transforme en el líder, es decir en el dueño de casa. Para evitar esto Ud. debe tratar que su cachorro se gane todo lo que se le da: las caricias, los paseos, los juegos y la comida. Si esto no sucede su cachorro probablemente será desobediente ya que sentirá que él vive bien sin trabajar (a diferencia de lo que le ocurre a Ud.). Esto a mediano plazo hace que muchos dueños apliquen equivocadamente y sin resultados el castigo físico con el propósito de corregir el problema. Las siguientes premisas son esenciales: COHERENCIA – FIRMEZA – PACIENCIA.
  • La educación debe comenzar desde el momento que su cachorro ingresa a su hogar. El aprendizaje de su cachorro es permanente, por lo tanto las normas de educación deben respetarse las 24 horas del día. La motivación es la base de este proceso, el castigo sólo un complemento. El manejo debe ser consistente: Ud. debe respetar los horarios de las comidas, los paseos y la cantidad de ejercicio. El propósito de la educación es lograr una convivencia en  armonía y debe apuntar a disminuir la ansiedad del cachorro.
  • La sociabilización de su cachorro es muy importante: Ud. debe exponerlo a todo tipo de estímulos de manera no traumática. El contacto con bebés, niños y con otros perros es imprescindible para lograr una buena relación con los mismos.
  • Ud. debe acostumbrar a su cachorro a quedarse solo tanto cuando Ud. esté en su casa como cuando salga de la misma.
  • El mensaje verbal debe ser de tres tipos: tono de orden, tono de premio, tono de reprimenda. Las caricias deben ser dadas como premio y deben ser de corta duración. El castigo, cuando esté indicado, debe estar directamente relacionado con el comportamiento en cuestión y aplicado en el preciso instante en que éste se produzca. Debe ser breve, efectivo y no exagerado, caso contrario no será eficaz y producirá efectos indeseables.
  • Para que su cachorro aprenda a orinar y defecar en un lugar adecuado, Ud. debe llevarlo a dicho lugar luego de que aquél se levante de dormir, luego de tomar agua, de comer y luego de jugar, permaneciendo junto a él sin molestarlo. Los lugares de alimentación y de descanso deben estar alejados de las áreas de eliminación.

Siga estos consejos y probablemente su vida junto al nuevo integrante de su familia será placentera tanto para Uds. como para su cachorro.

M.V. Claudio Gerzovich Lis
Comportamiento animal
Buenos Aires – Argentina.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cómo proteger a tu perro del frío

Nos vamos preparando para el invierno y he aquí una nota del veterinario Fausto Andrés, Director y Administrador del Centro Veterinario Punta quien expone a Misanimales.com algunas indicaciones para evitar que se produzcan enfermedades derivadas de las bajas temperaturas.Perro con frio

Estas atenciones deben aumentar en los cachorros y en canes ancianos o enfermos, porque son mucho más sensibles que el resto de los de su especie, debido a la debilitación de sus defensas. “”Cuando nos encontramos con alguno de estos casos, aconsejamos evitar la exposición al frío el mayor tiempo posible, porque aunque sea un corto periodo de tiempo, será un riesgo para la mascota””, explica Fausto Andrés.

En casa, bien protegidos
Las mascotas que viven en el interior de un hogar salen menos a la calle, por lo que hacen menos ejercicio. Estos animales suelen necesitar más energía en forma de calorías, que como no se disipan por la falta de movimiento, suelen acumularse produciendo muchas más grasa corporal. “”La obesidad es una consecuencia directa de las bajas temperaturas. Cuanto más peso adquiera el animal, más vago será y, por tanto, sus ganas de hacer ejercicio disminuirán. Es un círculo vicioso””, apunta este experto veterinario.

Todos estos aspectos lesionan el organismo de nuestros animales y al final, si no se actúa a tiempo, se convertirán en perros o gatos poco saludables y enfermos. El sobrepeso, además, provoca muchos problemas de corazón.

La cantidad exacta de calorías

Aunque nuestra mascota necesite un aporte calórico mayor para regular su calor corporal, no es necesario darle más cantidad de alimento. Debemos estar controlando en todo momento su estado anímico y de salud. Si antes de que llegara el invierno el animal ya sufría obesidad, es preciso aportarle una dieta más equilibrada, porque ya dispone en su organismo de suficientes calorías acumuladas. Asimismo, es preciso que tenga siempre agua fresca. “”Cuando el cambio de peso varía en exceso, regularemos su alimentación, aumentándola o disminuyéndola, dependiendo de la situación””, constata Fausto Andrés.

Hay que extremar las precauciones con los animales más sensibles, tales como los cachorros, ancianos o enfermos, porque son más propensos a sufrir desnutrición, hipotermia o, incluso, congelación.

Cada raza canina, unos cuidados

Dependiendo de la raza de nuestro can será necesario prestarle unas atenciones diferentes. Las de pequeño tamaño, de pelo corto y las que no tienen mucha protección de grasa en su piel tienden a pasar más frío con la llegada del invierno. “”El Pincher, el Chihuaha o el Pug son algunos ejemplos de raza pequeña que necesitarán otro tipo de protección como abrigos para resguardarlos en el momento de los paseos. Aún así el Boxer, el Dobermann o el Dálmata, aunque sean de gran tamaño, como tienen muy poco pelaje sufrirán antes las consecuencias de las bajas temperaturas. No hay que confiarse al pensar que son fuertes y resistentes por su tamaño””, aclara este amante de los animales.

Pero los que disfrutan de un pelo abundante y largo, como el Pastor Alemán o los nórdicos, aunque estén más protegidos de cara al invierno, tienden a expulsar gran cantidad de manto externo. En la mayoría de los casos se les forman nudos y se les reseca la piel, teniéndoles que cepillar más a menudo y bañarles con champús y cremas que aumenten la hidratación de las zonas afectadas.

Fomentar el calor nocturno

Muchos animales pasan la noche fuera de casa. Es preciso que si nuestro perro duerme en el exterior, tenga un habitáculo especialmente acondicionado. “”Existen casetas especiales con mayor protección, pero indiferentemente de las condiciones de las que disponga, tiene que ser impermeable, comprobando con anterioridad que no existen goteras y protegiendo con aislantes y poliuretano el techo””, argumenta este especialista.

Además, matiza que la base de la caseta tiene que ser de madera y goma para que aporte más calor a la estancia y se evite la humedad. De esta forma, el animal quedará perfectamente resguardado del viento dominante, ya que tendrá una puerta abatible para cuando necesite salir al exterior. “”Hay que limpiar y secar el habitáculo antes de que caiga noche, cerciorándonos de que está perfectamente ventilado. Si, además del aislante del suelo, le proporcionamos una colchoneta mullida que no se moje con facilidad y se lave asiduamente, nuestro perro nos lo agradecerá””, recomienda Fausto Andrés.

Enfermedades derivadas del frío

Todas las dolencias del aparato locomotor empeoran con el frío, como la artritis o la artrosis. En estos casos, el dolor se intensifica y dificulta su movilidad, lo que provoca anquilosamiento y obesidad que, a su vez, empeoran los problemas artríticos. En este tipo de situaciones, es necesario que la mascota siga haciendo ejercicio, y si hace frío, llueve o nieva, es preciso ayudarla abrigándole con ropa adecuada como anoraks, jerseys, chubasqueros e impermeables.

Hay que asegurarse de que nuestra mascota está resfriada, porque es muy habitual confundir el resfriado con la neumonía, siendo esta última mucho más peligrosa. Cualquier animal con una afección en las vías respiratorias superiores puede contraer bronconeumonía de forma súbita y pasar a una situación muy grave. “”Para combatir el resfriado se requiere reposo, una buena hidratación, muchos líquidos y mantener la temperatura corporal estable””, explica desde el Centro Veterinario Punta. Cuando sufren de hipotermia o tienen frío, suelen estar más quietos, encogidos y tiritando para generar calor.

A los gatos les ocurre lo mismo, puesto que se hacen una bola, buscan un lugar más cálido y tiemblan constantemente. Tanto perros como felinos disponen de unas botas con suela de goma para protegerse las patas de la lluvia y de la nieve. Si existe riesgo de congelación, existen botas especiales para ponerlas encima de un calcetín. Es conveniente que este tipo de calzado se cubra con crema protectora y grasa.

El caso de las psitácidas

La mayoría de las aves exóticas se adaptan a las bajas temperaturas sin ningún problema. Para ello, cuando se aproxime la época invernal, hay que realizarles una revisión para confirmar su buen estado de salud. Tenemos que comprobar que nuestros pájaros han completado la muda y que disfrutarán de sus vistosas plumas, preparadas para combatir el frío.

Los ojos tienen que estar brillantes, trasmitiendo vivacidad, carentes de secreciones, enrojecimientos o inflamaciones. Las plumas de la zona pericloacal deben de estar limpias y ordenadas y su peso se tiene que mantener estable. Con respecto a las características de la jaula, son fundamentales las perchas de madera para que retengan el calor acumulado durante el día. Hay que proporcionarles un nido donde puedan descansar y colocar el alojamiento alejado de posibles corrientes, en el caso de que se mantengan en el exterior.

Aunque toda precaución es poca, es imprescindible controlar la vigencia de todas las vacunas y secar al animal cuanto antes si se ha mojado durante el paseo. Procura que salga a la calle en los momentos más calurosos del día para que no sufra tanto, como, por ejemplo, a media mañana o después de comer. Los que necesitan hacer mucho ejercicio, deben seguir haciéndolo, siempre y cuando se tomen las precauciones adecuadas para que no enfermen

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Como cuidar a tu perro del calor

Perro en pileta

1. Durante el verano, como en cualquier otra estación, es muy común salir a dar una vuelta en coche con nuestro perro. Pero repentinamente nos vemos en la necesidad de bajar un momento del automóvil, es allí donde muchos dueños comenten un tremendo error: dejar al perro dentro del coche.

En el verano las temperaturas ascienden de tal forma que en pocos minutos tu mascota puede sufrir un golpe del calor, y en el caso de razas como el bulldog o el pug carlino, que sufren de dificultades respiratorias, pocos minutos en estas condiciones pueden conducirlos a la muerte. Durante ésta estación jamás dejes a tu perro en el coche, ni siquiera por un brevísimo período.

2. Si sales a pasear, correr o ejercitarte con tu perro, debes ayudarle a aumentar su ingesta de agua. Durante esta época debido al calor y el esfuerzo físico bajo altas temperaturas es más probable que el animal de deshidrate. Lleva siempre contigo una cantimplora especial para tu perro, y en cuanto veas que comienza a sacar la lengua con insistencia, dale un poco de agua. Deja que beba hasta que se sienta satisfecho.
3. Algunas personas piensan que facilitan la vida de su perro si, ante la llegada del verano, cortan su pelo, creyendo que estarán más frescos. La realidad es que el pelaje ayuda a nuestro perro a protegerse del sol, por lo que al hacer esto lo estaríamos dejando expuesto. Lo mejor es cortar su pelo en primavera u otoño.
4. Si estás constantemente fuera con tu perro quizá conviene protegerlo del sol. Lo mejor es salir con él en las primeras horas de la mañana o al final de la tarde, cuando el sol está menos intenso, así evitarás que queme sus patas con el asfalto o que el calor lo afecte demasiado. Pero si el plan es llevarlo a pasear o a la playa en otro momento del día, deberás disponer de una sombrilla o espacio con sombra para que se resguarde y no hacerlo caminar demasiado.
5. Nunca apliques protector solar humano en el animal, ésto es muy peligroso para su salud. Si deseas usar crema protectora para el sol, consulta con tu veterinario cuáles son las opciones.
6. Durante las semanas de mayor calor debes disminuir la cantidad de ejercicio que hace tu perro en el caso de que sea viejo, tenga sobrepeso o cuente con un pelaje demasiado grueso. De esta forma evitar someterlo a situaciones extremas que puedan afectar su salud.
7. Y si el plan es pasear por el campo o la montaña, recuerda que en verano aumenta la presencia de insectos y parásitos, haciendo que tu perro sea más vulnerable, por lo que es importante prevenir las pulgas y garrapatas aumentando los cuidados.
8. Si observas que tu perro luce agotado, aletargado, sacando constantemente la lengua, si está mareado, vomita o se tira al suelo, es importante atenderlo enseguida disminuyendo la temperatura de su cuerpo, pues posiblemente ha sido víctima de un golpe de calor.

9. Llévalo a un sitio con sombra y aplica abundante agua preferiblemente fresca en su cabeza, cuello y torso. Deja que beba agua y no dejes de refrescar todo su cuerpo. Una vez que la situación esté un poco más controlada, lleva al animal al veterinario para una revisión completa.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Tu mascota también se resfría

Autor: Editor DJ el Mar, 17/04/2012 – 18:32.

Perros y gatos pueden ver afectadas sus vías respiratorias debido a los cambios bruscos de temperatura. Si el resfrío se presenta, hay que procurar que no se agrave, aunque siempre será mejor prevenir. Toma nota de los consejos que entrega una experta.

Los resfríos son muy comunes en esta época del año, en la que imperan los cambios de temperatura. Y no sólo afectan a los seres humanos, sino también a los animales. En especial, a los domésticos, que están más expuestos y desprotegidos frente a las variaciones entre el ambiente cálido del interior de la casa y el frío del exterior.

Estornudos y tos son los principales síntomas que puede presentar un perro o un gato producto de un enfriamiento. Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que la condición podría transformarse en algo más grave, según dice María José Velez , médico veterinario.

En el caso de los perros, el resfrío podría ser un primer signo del temido distemper canino, que pone la vida en riesgo. Y en cuanto a los gatos, podría ser señal del llamado “virus de la rinotraqueítis felina”, que suele desaparecer a los siete o diez días, aunque permanece por más tiempo en mascotas viejitas, con bajas defensas o muy jóvenes, en las que puede, incluso, resultar fatal.

ALERTAS

Cualquier enfermedad de una mascota, por mínima o insignificante que parezca ante los ojos de su dueño, debe ser tratada por un médico veterinario. Sólo este profesional puede diagnosticar y recetar un tratamiento para el animalito.

Según María José Velez, por lo general, las señales que indican la necesidad de consulta son:

– Tos y estornudos.

– Decaimiento, inapetencia y/o fiebre.

– Postura encogida y tiritones.

– En los gatos, secreciones en la nariz, lagrimeo de ojos, enrojecimiento de éstos, estornudo constante y ronquido al respirar (que pueden indicar presencia del “virus de la rinotraqueítis felina”).

MÁS VALE PREVENIR

Si tu mascota aún no presenta alguna afección respiratoria, lo mejor es que la mantengas lejos de los riesgos. Para ello, pon en práctica las siguientes recomendaciones de María José Velez:

– Una alternativa para que gatos y perros fortalezcan su sistema inmunológico es suministrarles suplementos naturales, como Inmunopet (Laboratorio Drag Pharma), que aumenta las defensas frente a infecciones víricas, bacterianas, micóticas y parasitarias. También, mejora la respuesta frente a terapias antibióticas y procesos de vacunación.

– Evita los cambios brucos de temperatura, en su mayoría causantes de los resfríos en perros y gatos. Un ejemplo clásico es cuando se deja entrar a la mascota a la casa después de la lluvia: el animalito tempera su cuerpo al lado de la estufa y luego sale nuevamente a hacer sus necesidades. O cuando a los perros de raza pequeña que viven en departamento con calefacción central los sacan a pasear por la noche.

– Mantén abrigada a tu mascota. En el mercado hay distintas alternativas para perros y gatos, desde capas con chiporro, de lana o polar, hasta los impermeables sin forro que deben reservarse sólo para días de lluvia o muy húmedos y, en lo posible, que el perro use abajo otro chaleco, dice la especialista.

– Si tu mascota duerme a la intemperie, es vital que cuente con una casa impermeable y elevada sobre el suelo para evitar la humedad. Esta habitación debe ser limpiada y ventilada regularmente.

– Es fundamental que mantengas los hábitos de higiene para evitar malos olores y parásitos. En el caso del perro, luego del baño, hay que secarlo con toalla y secador de pelo para evitar la humedad. Para evitar mojar a la mascota en invierno y mantener su higiene, existe en el mercado la alternativa del champú seco, en polvo y en espuma, para gatos y perros.

Fuente: http://mujeres.grupopublimetro.cl/tu-mascota-tambien-se-resfria-protegel…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La vacunación del perro y su calendario

La parvovirosis, el moquillo, la hepatitis, la leptospirosis, la rabia, la tos de las perreras, el coronavirus… son algunas de las enfermedades más frecuentes que puede sufrir nuestro perro. Por ello, resulta fundamental una correcta vacunación, que no culmina cuando la mascota deja de ser cachorro.

¿Qué es una vacuna?

Una vacuna consiste en la inoculación de un microrganismo o una parte del mismo en otro organismo, de modo que éste produzca una respuesta inmune (anticuerpos) frente a él. Así, cuando tenga contacto frente al microrganismo contra el que se haya inmunizado, podrá defenderse eficazmente de él.
Cuando se introduce el microrganismo completo, para evitar que éste produzca la enfermedad frente a la que se quiere vacunar, se trata previamente de diversas maneras para eliminar su capacidad patógena (o de producir la enfermedad).

¿Por qué es necesaria?

Nuestro perro está continuamente expuesto a gran variedad de microrganismos capaces de producir alteraciones de mayor o menor gravedad en su organismo. Estos pueden transmitirse a través del aire, de las heces, orina, u otras secreciones de otros perros, e incluso de otros animales. También se pueden contagiar a través de algunos parásitos externos (por ejemplo, las garrapatas). Otros pueden permanecer en el ambiente durante largo tiempo, por lo que una protección adecuada es importante para mantener una buena salud durante toda su vida.

¿Frente a qué se vacuna?

Las vacunas más habituales confieren protección frente a una o varias de las siguientes enfermedades:

  • Moquillo
  • Parvovirosis
  • Hepatitis vírica
  • Leptospirosis
  • Tos de las perreras
  • Coronavirosis
  • Rabia

Según el número de enfermedades frente a las que inmunice una vacuna, existen vacunas monovalentes (frente a una sola enfermedad), bivalentes (frente a dos), trivalentes (frente a 3), tetravalentes, etc..

Existen vacunas frente a otras enfermedades como por ejemplo la Borreliosis (transmitida por garrapatas) o el Herpesvirus (causante de problemas de esterilidad y abortos en hembras y muerte neonatal).

¿Cuál es el mejor plan?

El que indique el veterinario, siguiendo criterios de edad y raza del animal, su estado inmunológico, el lugar donde vive el perro y también algunos de sus hábitos:

Edad y raza del perro. Si el cachorro se ha destetado tempranamente, deberá vacunarse a las 6 semanas contra la Parvovirosis, pero si tiene más de 2 meses, se le puede inmunizar contra un mayor número de enfermedades en la misma vacunación. Las enfermedades de mayor riesgo para los cachorros jóvenes son el Moquillo y la Parvovirosis, y son las primeras que deben administrarse. En cuanto a la raza, el Pastor Alemán, Rottweiler, Bóxer y Pit Bull entre otras presentan un elevado riesgo a padecer Parvovirosis, Moquillo y Coronavirus, por lo que deben realizar la vacunación a esos perros especialmente contra estas enfermedades víricas.

Estado inmunológico del perro. Si el cachorro estaba tomando la leche materna en el momento de adquirirlo, deberemos esperar unas semanas (2-3) hasta vacunarlo para evitar que los anticuerpos de la vacuna se solapen con los que le ha proporcionado la leche materna, pudiendo anular el efecto de ambas, quedando el cachorro sin protección alguna. También debe considerarse si la madre estaba correctamente vacunada y desparasitada, es decir, con un buen estado inmunitario, ya que ello será un seguro de las defensas del cachorro. Si el cachorro está correctamente alimentado (y su madre), con un peso corporal correcto, es más probable que su estado inmunológico sea óptima y, en caso de infección vírica o bacteriana, pueda hacer frente a dichas infecciones.

Zona geográfica en la que habite el perro. Determinadas áreas geográficas presentan una mayor prevalencia de enfermedades tales como Moquillo, Parvovirosis,… En zonas rurales, en las que no todos los animales están vacunados adecuadamente, o en áreas en las que existen perros asilvestrados, el riesgo de enfermedades víricas es mayor, y la vacunación debe ser completa. Su veterinario habitual le recomendará el protocolo adecuado en función de cada situación concreta.

Hábitos del perro. Si el cachorro convivirá con otros perros, ya sea porque se dedicará a competiciones de belleza o de Agility, los perros cazadores o los que viven en criaderos, presentan un mayor riesgo de contraer enfermedades víricas, y su vacunación debe ser estricta y completa.

Existen ciertas razas con una mayor predisposición a determinadas enfermedades. Así por ejemplo, los cachorros de Rottweiler presentan un mayor riesgo frente a enfermedades tales como la Parvovirosis, Moquillo o Coronavirus, y deben vacunar a los perros frente a ellas.

Los cachorros o perros con un deficientes estado inmunológico deberán seguir unas pautas vacunales más completas para poseer suficientes defensas.

Los cachorros o perros que acudan a exposiciones o se dediquen a cría o que convivan con más perros (criaderos, residencias, …) deben ser especialmente inmunizados contra la Tos de las perreras.

Los perros que habiten en zonas en las que el riesgo de infección por garrapata sea elevado, deberán ser vacunados contra la Enfermedad de Lyme.
Quién mejor puede aconsejar la pauta vacunal de un cachorro o perro es el veterinario, ya que analizará las características individuales de cada perro y escogerá la que más le proteja.

Igualmente, y como regla general para todas las vacunas, siempre se recomienda desparasitar previamente al animal, para que la vacuna otorgue mayor inmunidad y durante más tiempo.

La edad ideal
Para el comienzo la vacunación oscila entre las 4 y 6 semanas de vida, y no a los tres meses, como la mayoría de las gente piensa. La explicación reside en que es el momento en el cual el cachorro comienza a perder las defensas transmitidas por la leche materna y forma las suyas propias.
Es muy importante recalcar que quien mejor determinará qué vacunas y riesgos corre nuestro perro y, en consecuencia, cuál es el plan de vacunación adecuado para él, es su veterinario.

PLAN DE VACUNACION

 

Tipo de vacuna Edad del animal
Parvovirosis 6 semanas
Séxtuple 8 semanas
Séxtuple (2da. dosis) 12-13 semanas
Moquillo
Parvovirosis
Hepatitis
Leptospirosis + Rabia
5-6 meses de edad

Cuando el perro deja la etapa de cachorro e inicia la de adulto, deberá aplicarse un refuerzo de vacuna antirrábica y otro de séxtuple, cada año.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Enfermedades que transmiten las pulgas

Enfermedades que trasmiten las pulgas – Fuera de ser tan molestas y repugnantes, promueven enfermedades en nuestras mascotas bien sea a los gatos o a los perros. Desde el momento que detectemos que nuestra mascota esta poseída por pulgas debemos proceder de inmediato y evitar que nuestros queridos amigos contraigan enfermedades a causa de estos parásitos.

Este parásito, de elevada presencia en perros y gatos y que puede contagiar a las personas, afecta en su etapa madura al intestino delgado, pero las pulgas se encargan de transmitir la fase larvaria del mismo, haciendo de hospedadores intermediarios y yendo a afectar directamente el ano del animal. Por este motivo, nuestra mascota avisa de los primeros síntomas restregando sus posaderas por el suelo, intentando aliviar el prurito que se le haya podido ocasionar.

Otra prueba, más evidente, es la presencia de proglotis (similares a los gusanos) en las heces, pelo, o lugares de descanso del animal. Se trata de una infección que puede tener complicaciones estomacales, diarrea e irritaciones severas, por lo que al menor síntoma conviene llevar a cabo una desparasitación tanto de animal, como de su entorno.

Enfermedades que trasmiten las pulgas las Rickettsia rickettsii

Son una clase de bacterias que causan principalmente fiebres bastante altas, además de edemas, hiperemias, petequias, necrosis (tanto facial como en extremidades), hemorragias e incluso, en casos extremos, signos neurológicos. Se trata de una enfermedad que afecta principalmente a perros y humanos.

Enfermedades que trasmiten las pulgas Las Hemoplasmas

Buscan principalmente a los gatos (sobre todo si padecen de alguna infección viral inmunosupresora), siendo bastante inusual en perros. Aún no está del todo claro cuál es el modo de infección natural, pero está prácticamente confirmado que las pulgas y garrapatas tienen mucho que ver.

Los síntomas: Anemia (palidez de las mucosas), anorexia y pérdida de peso, depresión, letargia y fiebre le hacen pasar un calvario a nuestra mascota, y aunque la infección se puede tratar, no se acaba de eliminar del todo, por lo que conviene andarse con ojo y, en medida de lo posible, prevenir vía desparasitación de la mascota y su entorno.

Enfermedades que trasmiten las pulgas Bartonelosis

Son también los gatos los principales afectados por esta bacteria, una vez infectado el animal mediante el contacto con las pulgas o la ingestión de sus heces, la manera más habitual de contagiarse es a través de heridas en la piel, además del contacto con saliva o transfusión sanguínea.

Además de los gatos pequeños, en general están expuestos a la bacteria los gatos que vivan en la calle total o parcialmente, mientras que en perros es algo más raro que llegue a contagiarse.

Otras afecciones. Por su parte, los perros pueden registrar endocarditis, trastornos neurológicos, óseos y hepatoesplénicos y lesiones vaso proliferativas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El perro caniche

El Caniche Toy es la más pequeña de las cuatro variedades de Caniche que existen (gigante, mediano, enano y toy). Su tamaño tacita de te, su inteligencia y su elegante pelo rizado han tenido tal éxito que, en Estados Unidos, la raza figura entre las tres más numerosas junto al Cocker Americano y al Labrador. Caniche_Toy

Origen: Durante muchos siglos el Caniche y el Barbet fueron la misma raza. Este perro se usaba para la guarda de cabras y ovejas y para la caza de pájaros salvajes. Hacia el siglo XVI se empezaron a diferenciar progresivamente. Algunos ejemplares se aparearon con spaniels para hacer más suave la textura de su pelo y así fue como nacieron los Caniches, que pronto se convirtieron en las mascotas preferidas de reyes y príncipes. Durante los siglos XVI y XVIII, los criadores comenzaron a cruzar a los Caniches Standard más pequeños con el fin de obtener el Caniche Enano. Aún no habían terminado de popularizarse los Caniche Enanos entre los dueños de mascotas, cuando los criadores se dispusieron a crear un perro aún más pequeño, el Caniche Toy. Aunque la raza ya existía hacía muchos años, no fue reconocida oficialmente hasta 1984.

Comportamiento: A esta bola de pelo saltarina a menudo le gusta mordisquear. Como todos los Caniches, el Caniche Toy es fiel, vive ligado a su dueño y a veces lo puede llegar a acaparar, hasta el punto de seguirle a todas partes, observarlo atentamente y sentarse al mismo tiempo que él. Es juguetón y muy inteligente, es capaz de aprender muchas cosas y muy rápidamente. A veces puede ser ladrador ante la presencia de extraños o cuando se queda solo en casa, es bastante protector.

Aspecto: La característica más notable del Caniche es su peinado de competición, puede llevarlo a lo león, a la inglesa o al estilo moderno, aunque existen muchos cortes de pelo que no entran en el estándar. El Caniche Toy es un perro que mide entre 24 y 28 cm, armonioso, firme y musculoso. Tiene unas patas fuertes y bien desarrolladas. Las orejas son bastante largas y le caen a los lados de las mejillas. La cola la lleva implantada bastante alta y se suele acortar un tercio. Existen dos variedades de caniche dependiendo del pelo: de pelo rizado (fino, lanoso, bien rizado, elástico, espeso y tupido, formando bucles iguales) y de pelo acordonado (abundante, fino, lanoso y prieto, formando cordoncillos de 20 cm por lo menos). Es preferible que la capa sea unicolor.

Cuidados: Conviene que el Caniche Toy conviva con personas tranquilas, ya que se ha observado que de lo contrario puede estar siempre tenso y nervioso y desarrollar crisis de ansiedad.
Es un perro que se adapta muy bien a la vida urbana. A veces puede ser bastante glotón y es recomendable regular muy bien las comidas.
Los cuidados de pelo son bastante exigentes y difíciles, es necesario llevarlo a una peluquería profesional.

Salud: En el Caniche Toy los problemas de oído, ojos y piel son frecuentes. El diminuto tamaño de la raza también le hace propenso a sufrir lesiones, sobre todo fracturas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El breton español

El perro de raza bretón español fue originalmente utilizado como perro de caza y aunque hoy se lo sigue utilizando para tal fin se ha transformado en un perro de compañía por excelencia. Si bien popularmente es llamado bretón español, esto no es así porque provenga de España, ya que según los cinólogos es de origen francés, sino por la derivación del verbo espanir, que en francés significa acurrucarse, tumbarse o agazaparse. Esta es la acción que caracteriza al perro de raza bretón español cuando se aproxima a la presa.

razas_ppal_dd_breton p

De todos modos dado que la raza proviene de Francia la denominación popular de bretón español no sería la más adecuada ya que se presta a confusión. Muestra de ello es que los clubes internacionales de la raza utilizan el nombre de Épagneul bretón por su origen francés, específicamente de la Bretaña francesa. Finalmente vale la pena agregar que también a esta raza se lo conoce como Spaniel bretón o Brittany spaniel.

Los ejemplares de la raza de perro bretón español en general son poco guardianes y medianamente activos tanto dentro como fuera del hogar. Es de destacar que habitualmente y en condiciones normales el perro de raza bretón español presenta un nivel muy bajo de agresividad. De hecho la raza de perro bretón español está entre las que presentan menor agresividad hacia otros perros y menor dominancia con respecto a la familia humana.

El perro de raza bretón español suele ser un muy buen animal de compañía ya que además de lo mencionado tiende a ser bastante obediente y no sólo muy juguetón sino que también tolerante con los niños.

El perro de raza bretón español es alegre, divertido y siempre pendiente de su dueño. La relación del perro de raza bretón español con las personas y perros extraños suele ser afectuosa, aunque no en demasía; llegando a ser tímido cuando se emplean en él modales bruscos.

Particularidades del comportamiento de la raza de perro bretón español

La particularidad más sobresaliente del comportamiento de la raza de perro bretón español es su permanente motivación para la acción lo cual lo transforma en un compañero entusiasta e incansable.

Por la jovialidad de su caracter se ha ganado también muchas simpatías como perro de compañía, aún siendo siempre un deportista, se adapta facilmente a la vida en departamento; aunque aquí vale la pena tener en cuenta que requiere una gran cantidad de actividad diaria a fin de lograr una convivencia en armonía.

Otra particularidad del comportamiento de la raza de perro bretón español es su alegría por lo que sus ejemplares están siempre dispuestos al juego, característica que mantienen de por vida.

 

Autor: M.V. Claudio Gerzovich Lis
Comportamiento animal
Buenos Aires – Argentina
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El lenguaje canino

Algunas pautas a tener en cuenta sobre el comportamiento de los perros.

basset

1. El Lenguaje Canino

Antes de hacer cualquier interpretación del lenguaje canino hay que tener en cuenta cuáles son las características individuales del perro.

Debemos recordar que podemos encontrarnos ante un perro que pertenezca a una raza que tenga las orejas y rabos amputados, las orejas muy caidas, los llamados “ojitos tristes” o cualquier otra peculiaridad que podría hacernos errar al interpretar lo que el perro está intentando comunicar.

2. Sonidos: Ladridos

Ladridos continuos y rápidos, en tono intermedio: Alerta. Problemas. Alguien entra en nuestro territorio.

Ladridos continuados y lentos, en tono bajo: Intrusos o peligro cercano. Preparados para defenderse.

Ladridos rápidos y con pausas cada 3 o 4: Aviso de problemas acercandose, y petición al jefe de la manada que investigue que pasa.

Ladridos prolongados e ininterrumpidos, con intervalos largos entre cada uno: Estoy solo y necesito compañía. Suele ocurrir cuando un perro lleva aislado mucho tiempo.

Uno o dos ladridos agudos y breves en tono intermedio: Es el saludo más habitual.

Un ladrido agudo y breve, en tono bajo: “¡Ya basta!” Indica molestia.

Ladrido breve en tono alto: Indica sorpresa. Si se repite dos veces significa “¡Mira esto!”. Si es más largo es una llamada. Muchos perros lo usan cuando quieren salir a la calle. En tono medio expresa alegría.

Aullido o ladrido muy breve en tono alto: “¡Ay!” Respuesta a un dolor repentino.

Aullidos repetidos a intervalos regulares: Muestra de un dolor intenso o respuesta a algo que les asusta.

Ladrido entrecortado en tono medio: Petición de jugar.

3. Gruñidos

Gruñido suave en tono bajo: Gruñido de amenaza. Conviene apartarse y dejar espacio al perro.

Gruñido que termina en ladrido, en tono bajo: Disposición a pelear. Si se presiona al perro, atacará.

Gruñido que termina en ladrido, en tono alto: Perro inseguro que preferiría no pelear, pero que atacará si no se le deja en paz.

Gruñido intenso sin enseñar los dientes: Suele oirse cuando juegas con el perro. Está simulando un ataque en broma e indica que se está divirtiendo. Suele intercalarse con ladridos entrecortados.

4. Otros Sonidos

Gimoteos suaves: Indican dolor o temor.

Gemidos prolongados e intensos: “dame…” o “quiero…”. Pretende llamar la atención. O está esperando que le des de comer o le saques de paseo.

Suspiro: Indica satisfacción si los ojos están semicerrados. Si están abiertos es una señal de decepción porque no ha ocurrido algo que el perro esperaba.

Rugido: Llamada a la caza.

Ladrido-aullido: El perro lo produce cuando se siente solo y busca compañía.

Aullido: “Estoy aquí” o “Este es mi territorio”. Un perro seguro de si mismo aullará para mostrar su presencia.

Jadeo: Suele indicar excitación.

5. Orejas

Orejas erguidas y orientadas hacia delante: Muestran atención, o que están estudiando una situación nueva.

Si se acompañan de ladeos de la cabeza hacia los lados y con la vista fija (por ejemplo cuando les hablas) puede significar tanto “esto es muy interesante”, como “¿Sabes que? no te entiendo nada” y tiene que ver con la contemplación de un nuevo acontecimiento.

Por el contrario, si van acompañadas de morro arrugado y enseñar los dientes, es una amenaza de ataque por parte de un animal decidido.

Orejas vueltas hacia atrás y paralelas a la cabeza: Suele asociarse con cualquier tipo de desafío. Algunos perros las colocan así al caminar o correr, pero en este caso no tienen un significado especial.

Orejas orientadas ligeramente hacia atrás: “Esto no me gusta nada”.

El perro puede estar dudando entre atacar o huir.

Equivalen a una mirada de sospecha.

6. Cola

Extendida horizontalmente pero no tiesa: Es un signo de atención. El perro está viendo algo interesante.

Extendida horizontalmente y tiesa: Toma esta posición al enfrentarse el perro contra un posible intruso o desconocido. Significa “Vamos a ver quien manda aquí”.

Cola erguida: Es un signo de autoridad de un perro que se muestra dominante.

Cola erguida y curvada sobre la grupa: Indica confianza, control y autodominio.

Cola ligeramente baja pero apartada de las patas traseras: El perro está tranquilo y relajado.

Cola hacia abajo y cercana a las patas traseras: Si las extremidades están rígidas y agita levemente la cola, indica “no me siento bien”. Si las patas estan ligeramente flexionadas es una muestra de que el perro siente una leve inseguridad, normalmente cuando está en un lugar desconocido.

Cola oculta entre las patas: Temor o sumisión. El perro tiene miedo a que le hagan daño, o bien, en presencia del miembro dominante de la manada, expresa que “Estoy de acuerdo con que tu mandes y no voy a desafiarte”.

7. Movimientos de la Cola

Agitación leve: Suele indicar saludo.
Agitación trazando círculos amplios: “Me caes bien”. Cuando dos perros juegan a pelear, este movimiento de la cola confirma que solo están jugando.

Agitación a ritmo lento: Cuando estás adiestrando al perro, esto significa “Estoy intentando entenderte; quiero saber qué dices pero no acabo de entenderlo”. Cuando por fín lo entiende, el movimiento se acelera y aumenta en amplitud.

8. Ojos

La mirada expresa dos intenciones, ambas relacionadas con la autoridad o la sumisión:
Mirada directa y fija: Desafío, o respuesta al desafío por parte del perro dominante.

Ojos entornados: Respuesta de un perro sumiso ante un reto. Aceptación de la sumisión.

9. Hocico

Boca relajada y entreabierta, lengua poco visible: Equivale a una sonrisa entre las personas. Bostezo: En los perros indica estrés o tensión. El perro está tenso o inquieto. A veces indica decepción, cuando no ocurre algo que el perro esperaba.
(Exceptuando cuando el perro recien se despierta, o se va a dormir.)

Boca cerrada, labios levantados enseñando los dientes: Primera señal de amenaza.

Boca entreabierta, labios levantados enseñando los incisivos, hocico fruncido: Segunda señal de amenaza. Si se presiona al perro, responderá con un ataque. (Ver imagen)

Boca entreabierta, labios levantados enseñando los incisivos y las encías, hocico fruncido: Precede a un ataque inmediato. Si alguna vez se encuentran ante un perro así, nunca se debe salir corriendo. Está tan tenso que el menor movimiento por nuestra parte provocará el ataque. Hay que bajar la mirada (mostrar sumisión), entreabrir la boca, ¡SIN MOSTRAR LOS DIENTES! y retroceder con lentitud.

Cualquier expresión de amenaza, con la comisura de los labios estirada hacia atrás: Muestra un componente de temor en el perro. Aún puede atacar, pero también puede huir si se siente agredido. Podría significar: “Te tengo miedo, pero puedo atacar si me obligas”.

10. Lenguaje Corporal

Perro agachado, patas delanteras extendidas, lomo erguido, cabeza cercana al suelo: Invitación a jugar.

Posición erguida y relajada, orejas erguidas no adelantadas, cabeza alta, boca entreabierta, cola baja y relajada: Perro relajado y contento.

Perro erguido ligeramente inclinado hacia delante, orejas hacia delante, cola erguida, ojos muy abiertos y boca cerrada, miembros rígidos: Perro en estado de alerta. Posión de mostrar autoridad.

Perro erguido, ligeramente inclinado hacia delante, orejas hacia delante, cola erguida y erizada, ojos muy abiertos, hocico arrugado, pelo erizado, miembros rígidos: Perro muy dominante, amenzando atacar si se le desafía.

Posición ligeramente inclinada hacia atrás, pelo erizado, orejas hacia atrás, cola entre las piernas, hocico arrugado enseñando los dientes: Perro asustado pero dispuesto a atacar si se le provoca.

Posición agachada, mirada baja, orejas hacia atrás, cola entre las piernas, pelo no erizado, pata levantada: Todo son señales de sumisión para evitar peleas. En sumisión total, además se tumba sobre la espalda, mostrando el estómago y la parte inferior del cuello.

Muchos perros lo hacen voluntariamente ante el lider de la manada. Si el perro se tumba para que le rasquemos la barriga, lo que hace es aceptar que nosotros somos el jefe.

Colocar la cabeza o la pata sobre el lomo de otro perro: Gesto de autoridad. Indica: “Aquí mando yo”.

Agarrar objetos con la boca: Por ejemplo, llevar la correa entre los dientes al pasear, o sujetar la mano del dueño con la boca. Vendría a ser algo como “Yo te llevo a tí de paseo” Es un desafío de poder y puede indicar que el perro no acepta al ser humano como lider de la manada. Mucho cuidado con consentirle esas actitudes.

Colocar la pata en la rodilla del dueño: “Hazme caso” Petición de atención.

Revolcarse sobre el lomo y frotarlo en el suelo, frotar el hocico y el pecho contra el suelo: Perro muy satisfecho y contento. Normalmente lo hacen antes o después de alguna actividad placentera.

Rascar el suelo, arrancar hierba con las patas: El perro tiene unas glandulas que dejan un olor único y distintivo. Simplemente está dejando una señal de que ha estado ahí.

Orinar: Aparte de la simple necesidad de evacuar, es marcar el territorio (los cachorritos muy pequeños orinan de una sola vez pues aún no “marcan”; mientras que los adultos se contienen, para ir dejando sus señales por todo el camino). Si en vez de orinar sobre las marcas de otros perros, lo hace sobre un perro o sobre una persona, está dejando un signo de autoridad y posesión.

 

Fuente: http://www.planetaanimalerohablandoyladrando.com

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario